Propiedades de Manganeso

El manganeso es un oligoelemento esencial para nuestro organismo. Es un micromineral esencial con unas necesidades de consumo no muy elevadas. Lo adquirimos a través de la alimentación, encontrándose, básicamente en alimentos de origen vegetal. Y sus funciones más conocidas están relacionadas con la regulación de reacciones celulares.

Cómo obtenemos el manganeso

Cómo nuestro organismo no lo produce, tenemos que incorporarlo a través de la dieta. Se absorbe en el intestino delgado mediante la enzima transmanganina. Cuando se produce un exceso en nuestro cuerpo se excreta a través de la bilis. En nuestro organismo, el manganeso podemos encontrarlo en el hígado, los huesos, el páncreas, los riñones y la glándula pituitaria del cerebro.

Podemos obtenerlo de las siguientes fuentes:

  • Verduras de hoja verde, hortalizas verdes y remolacha.
  • Cereales integrales, sobre todo la avena, el trigo, la quinoa y la soja.
  • Legumbres.
  • Frutos secos, especialmente la avellana, la nuez y la almendra.
  • Leche y derivados lácteos.
  • El té
  • Moluscos bivalvos como el mejillón, las ostras o las almejas.
  • Yema de huevo
  • La canela.

Funciones del manganeso

Su principal función en nuestro organismo es como cofactor. Es decir, actúa como unión entre proteínas y es vital para que muchas encimas puedan desarrollar sus funciones. De esta forma:

  • Previene el envejecimiento.
  • Mejora la formación de huesos y tejido óseo.
  • Regula la glucosa en sangre.
  • Equilibra el funcionamiento del metabolismo.
  • Aumenta la absorción de vitaminas.
  • Incrementa la síntesis de colágeno natural.
  • Cicatriza heridas y regenera la piel.
  • Normaliza la función de la glándula tiroides.
  • Establece la segregación de hormonas sexuales femeninas y masculinas.

En general, sirve para estimular nuestro crecimiento, es esencial para la formación ósea, el crecimiento de los huesos y la formación de músculos y tendones. Además, tiene un papel importantísimo en la coagulación de la sangre.

Pero, por otro lado, también posee una importante función antioxidante junto a la enzima superóxido dismutasa.

De hecho, la carencia de manganeso se traduce habitualmente en los siguientes síntomas:

  • Paralización del crecimiento de uñas y pelo.
  • Despigmentación de la piel.
  • Pérdida de color del cabello.
  • Atrofia de huesos.
  • Intolerancia a la glucosa, que puede derivar en un aumento o disminución del azúcar en sangre
  • Aumento de peso.
  • Coágulos y trombosis.
  • Colesterol bajo.
  • Malformación de nacimiento.
  • Trastornos neuronales.

Por lo tanto, aunque lo necesitemos en bajas cantidades, su importancia, como la de todos los oligoelementos, sigue siendo vital.

Complementos con manganeso

A pesar de que es fácil adquirir la dosis mínima necesaria de manganeso con una dieta equilibrada, es posible percibir un déficit de este mineral. En ese caso, una posible solución son los complementos de manganeso. Habitualmente, no suele haber complementos específicos únicamente con este mineral Suele tratarse de suplementos ricos en minerales (como zinc, cobre, magnesio, etc.) y con vitaminas, enfocados en el cuidado de la salud.

Uno de estos complementos con manganeso es Joint+ que además contiene glucosamina, coindroitina, MSM, magnesio, zinc, cobre, vitamina C y extractos vegetales de Boswelia y Harpagofito. La combinación de estos elementos es un suplemento en cápsulas que ayuda a mantener tus articulaciones sanas aportando componentes antiinflamatorios naturales que reducen el dolor. Además, protege las células del deterioro oxidativo y potencia las propiedades mecánicas y elásticas del cartílago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *