Joint+, conoce la importancia de sus nutrientes: Vitamina C, Manganeso, Cobre, Zinc y Magnesio

Si practicas deporte con regularidad, especialmente running y trail running, sabrás que son actividades que requieren un cuidado especial de las articulaciones. Es cierto que los beneficios del deporte para la salud son incuestionables, pero también lo es que actividades físicas como correr suponen un importante impacto para las articulaciones.  

Correr con regularidad y de forma intensa es un deporte que no debe realizarse a la ligera: lo más recomendable sería recibir algún tipo de asesoramiento por parte de algún profesional de la educación física. Dependiendo del estado físico, salud y otras características personales, las pautas a seguir para practicar deporte no son las mismas, especialmente si se trata de correr. Y no es que el deporte sea incompatible con la salud articular, sino todo lo contrario: es necesario.

Sin embargo, cuando se practica running o sobre todo si se participa en maratones, hay que ser conscientes de que las articulaciones pueden sufrir seriamente si no se toman ciertas precauciones. No solamente nos referimos al dolor resultante de la inflación de las articulaciones por actividades de alto impacto: a partir de los 40 años también  aumenta el riesgo de padecer artrosis de rodilla y cadera.

El papel de los oligoelementos en el cuidado de las articulaciones

Los buenos hábitos que se adoptan antes, durante y después de la realización de ejercicio deberían incluir un correcto aporte de substancias que protejan nuestras articulaciones.  Estas substancias, concretamente algunos oligoelementos y la vitamina C,  actúan directamente sobre el mantenimiento de las articulaciones y tienen una acción inflamatorias que reduce el dolor de las mismas.

Pero ¿qué son exactamente los oligoelementos como el manganeso, el cobre, el zinc y el magnesio? Se trata de bioelmentos indispensables para la vida que se encuentran en pequeñas cantidades en los seres vivos. Ellos hacen posible que nuestro organismo funcione correctamente, participan en la química del cuerpo, en la asimilación de los alimentos, en la activación de las defensas para combatir infecciones… Eso por mencionar solo unas pocas funciones, porque cada oligoelemento tiene muchas, algunas de ellas muy específicas.  Los oligoelementos se clasifican en seis grupos, y los que más indicen en el correcto funcionamiento de nuestro organismo son los oligoelementos esenciales. En este artículo vamos a centrarnos en los oligoelementos que junto con la vitamina C, están presentes en el complemento alimentico Joint + Articulaciones

Por qué Joint + incorpora determinados oligoelementos

Los oligoelementos esenciales que forman parte de la fórmula de Joint + Articulaciones  (Manganeso, Cobre, Zinc y Magnesio) tienen numerosos efectos beneficiosos en el organismo además de su capacidad protectora de las articulaciones:

  • Manganeso: participa en numerosos procesos enzimáticos como la eliminación de los radicales libres,  y en el metabolismo de glúcidos, lípidos y hormonas esteroides. Está indicado para tratar dolores articulares, alergias cutáneas, rinitis, eczemas, migrañas y neuralgias en general.
  • Cobre: es uno de los oligoelementos más utilizados. Fortalece los cartílagos aportándoles firmeza, regula las funciones del intestino, riñones e hígado, combate virus y bacterias y participa en el metabolismo del hierro.
  • Zinc: Repara los tejidos, protege el ADN, es anti cancerígeno, incrementa la actividad mental y mejora la fertilidad.
  • Magnesio: más que un oligoelemento, se le considera un macro nutriente. Es un potente relajante muscular y está indicado para tratar la artrosis, la degeneración articular, las rampas nocturnas, los problemas intestinales, el colesterol elevado y la desmineralización, entre otros. Interviene en la respiración celular, en la acción del colágeno y en la síntesis proteica, además de regular los latidos del corazón.

Como puede comprobarse, la suma de los oligoelementos que componen Joint + crean una sinergia que actúa eficazmente protegiendo  las articulaciones y reduciendo el dolor.  Al mismo tiempo favorece el correcto funcionamiento de las funciones más importantes del organismo.

La vitamina C y su acción benéfica sobre las articulaciones

Si a la asociación de los oligoelementos esenciales mencionados se une la vitamina c, el efecto protector sobre las articulaciones se refuerza todavía más.

La vitamina C o ácido ascórbico forma parte del grupo de las hidrosolubles  y es esencial tanto para el ser humano como para la mayoría de las especies animales. Es un potente antioxidante y estimula el sistema inmunológico. También mejora la absorción del hierro y es necesaria para la síntesis del colágeno.

Al ser un antioxidante, previene el estrés oxidativo, responsable de los problemas del corazón, la diabetes y la inflamación crónica. El estrés oxidativo tiene un efecto negativo sobre el líquido sinovial que lubrica los huesos en la articulación, y puede dañar directamente el cartílago, provocando su degeneración y deshidratación.  Por lo tanto, la vitamina C protege la integridad de las articulaciones y reduce la inflamación y el dolor cuando tienen lugar.

Queda pues patente que todos los nutrientes que componen el complemento alimenticio Joint + le convierten en el aliado perfecto para proteger las articulaciones. Si la práctica de deporte alarga la vida, unas articulaciones en buen estado contribuirán a que “el recorrido” sea todavía más largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *