Qué es la marcha nórdica

Este deporte, que actualmente se está volviendo tan popular, tiene su origen en la década de los 30′ del pasado siglo.

El equipo nacional finlandés de esquí nórdico empezó a incluir, durante el verano, unos entrenamientos conocidos como “marchas con bastones” con los que intentaba simular lo mejor posible su actividad invernal.

Básicamente, la marcha nórdica consiste en andar con unos bastones específicamente diseñados con el objetivo de optimizar el esfuerzo físico al andar. Así, de manera coordinada, trabajamos a la vez el tronco superior y el inferior, realizando por tanto un ejercicio completo, suave y gratificante, apto para todos.

La marcha nórdica es una manera sencilla y natural de mejorar nuestra condición física y nuestra musculatura independientemente de nuestro género, nuestra edad o nuestra preparación. Una actividad física dinámica y eficiente que implica a todo el cuerpo de manera simétrica y equilibrada.

La marcha nórdica y las lesiones

 

La marcha nórdica, si se ejecuta correctamente, nos ayuda a desarrollar un acertado trabajo de nuestra musculatura y nuestras articulaciones. Esto es debido a que, con la técnica correcta, los movimientos del sistema articular se rigen por una correcta alternancia entre una articulación con una función estabilizadora y otra que aporta movilidad. Por otro lado, a su vez, hacemos que unos músculos se elonguen a la vez que otros se fortalezcan. De este modo, practicamos un deporte en el que el riesgo de sufrir lesiones es prácticamente mínimo.

De todas formas, siempre existe esa pequeña posibilidad. Éstas son las lesiones que podrían ser consideradas más habituales:

  • Calambres: Aunque no se trate de una lesión como tal si son una importante molestia que, en ciertas condiciones, podría tener repercusiones importantes.
  • Sobrecarga muscular: Como en cualquier otro tipo de deporte basado en la repetición de movimientos, en la marcha nórdica nos exponemos al riesgo de padecer sobrecarga muscular. Dadas las particularidades de este deporte, el riesgo es mucho menor. Pero éste aumenta si no lo practicamos de la manera correcta.
  • Problemas articulares: De la misma manera, una práctica deficiente de la técnica de marcha nórdica puede traducirse en problemas articulares localizados (rodilla, muñecas, codos, hombros, etc).

Bamboolabs y la marca nórdica

Si practicas marcha nórdica, BambooLabs puede ayudarte a disminuir dolencias y lesiones

Calambres:
El padecimiento de calambres durante la práctica deportiva está relacionada con la pérdida de magnesio a través del sudor. Si eres de los que suele sufrir de calambres antes, durante o después de practicar marcha nórdica con más asiduidad de la que te gustaría, te aconsejamos que tomes Joint+, el complemento alimenticio con un importante aporte de magnesio.

Sobrecarga muscular:
Los deportes basados en movimientos repetitivos pueden provocar lesiones debidas a la sobrecarga muscular. La solución ideal es Collagen+ con colágeno hidrolizado.

Problemas articulares:
Para prevenir problema articulares, la mejor opción es Joint+, que contribuye al mantenimiento de las articulaciones además de aportar una acción antiinflamatoria natural que reduce el dolor.

Conservación

Conservar en un lugar fresco

Conservar en un lugar fresco, seco y protegido de la luz.

Una vez abierto el envase, cerrar bien el mismo tras su uso.

Caducidad: 3 años desde la fecha de producción. Lote / consumir preferentemente antes de: ver bote.

[instagram-feed num=6 cols=6 showheader=false]