¿Cómo leer las etiquetas nutricionales?

 In Actualidad, Nutrición

Es un hecho: cada vez  nos cuidamos más, y la principal forma de hacerlo es a través de la alimentación. Una dieta equilibrada que contenga los nutrientes necesarios en su justa proporción, sumada a otros buenos hábitos como actividad física diaria, es sinónimo de salud. Esto se refleja también en el aspecto físico:  una persona que se cuida suele parecer más joven y su esperanza de vida también aumenta

Afortunadamente, cada vez son más numerosas las personas conscientes de la influencia  de la alimentación en nuestra salud tanto física como mental. Obviamente, y ya que vivimos en una sociedad de consumo, la inquietud por la ingesta de nutrientes no ha pasado inadvertida a las grandes industrias de alimentos procesados. Con lo cual, han tomado una serie de medidas en este sentido. Éstas, en algunos casos han supuesto reformular sus productos para que sean más  saludables.

En otros, han ampliado su línea de productos, incluyendo algunos enriquecidos con vitaminas, minerales o ácidos grasos omega 3. De hecho, ya es habitual que el etiquetado de muchos productos indique de forma resaltada el contenido de estos nutrientes “extra” que incorporan.   

Pero independientemente de que algunos productos alimenticios procesados sean supuestamente más sanos al llevar nutrientes añadidos, hay que tener en cuenta el resto de sus ingredientes. Y esta valiosa información nos la facilitarán las etiquetas nutricionales.

 

La clave está en el listado de ingredientes

 

Lo que más llama la atención de un producto procesado es el etiquetado de la parte frontal de su envase. Es ahí donde los fabricantes hacen un trabajo de marketing, indicando algún ingrediente especial que llame la atención del  usuario. Pero  la etiqueta que más nos interesa es la menos visible, normalmente situada en la parte posterior o lateral del producto: es el listado de sus ingredientes.

Todas las empresas están obligadas por ley a reflejar todos los ingredientes que componen sus productos, por lo que  se trata de fijarnos en todos, y no solamente en los saludables. La pregunta que debemos formularnos es si la cantidad de ingredientes “no saludables” de un producto, compensa a otros que lleva que sí lo son.

En una misma etiqueta, además de los ingredientes y su proporción,  debe aparecer una tabla nutricional que indique la proporción de los siguientes nutrientes por cada 100 gr  y por cada ración:

 

  • Cantidad de grasas.
  • Grasas saturadas.
  • Carbohidratos.
  • Azúcares.
  • Proteínas.
  • Fibra.
  • Sa.
  • Vitaminas.
  • Minerales.

 

A tener en cuenta que todos los listados de ingredientes de productos deben estar ordenados en función de la cantidad que hay de cada uno de ellos. Esto significa que el primer ingrediente de la lista es el que se encuentra en mayor cantidad en el producto, y el último en  menor cantidad.

Lo cual indica que  los  primeros 4 ingredientes que aparezcan en la etiqueta de un producto, nos ayudarán mucho a hacernos una idea de su composición. Es pues recomendable que hagamos lo posible para que estos 4 primeros ingredientes sean naturales, saludables o  mínimamente procesados.

 

 

Aditivos y composición nutricional

 

Los aditivos se emplean para mejorar la textura, el olor, el sabor o la conservación del producto. Los más empleados por la industria  alimenticia son los colorantes, conservantes, antiaglomerantes, aromatizantes, acidulantes, edulcorantes, espesantes y saborizantes.

La legislación vigente establece que todos los aditivos deben aparecer en el listado de ingredientes de un producto, tanto su nombre de pila o su número E. A mayor cantidad  de  aditivos aparezcan en una etiqueta, más procesado será un producto que la lleva. Esto no significa que todos los aditivos nos puedan perjudicar del  mismo modo, pero sí es conveniente que un producto alimenticio lleve los menos aditivos posibles. 

Llegado el turno a la  composición  nutricional del producto, cobran importancia la cantidad de grasas saturadas, azúcares simples y sal que pueda contener, siendo preferible que sean los más  bajas posible.

En otro orden de cosas, por lo que se refiere a los suplementos deportivos  de Bamboolabs, incorporan igualmente en su  etiquetado una detalle de la proporción de todos sus  ingredientes, que también podrás consultar en nuestra página web.

 

 

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

0

Start typing and press Enter to search

omega 3musclewiki